Cuando el Principito de Saint-Exupéry se encuentra con el zorro, este le enseña que para que dos personas se lleven bien, necesitan ser seducidas. Y al seducir se “crean lazos”. 

También le dice que aunque dos personas se encuentren por un breve momento, desde el momento en que crean lazos permanecen juntas para siempre. Así, el zorro del Principito siempre lo recordará cuando vea el color del trigo, porque le recordará el dorado de su cabello.

Esta historia fue la inspiración del Gin de Foxtale: más que una bebida, es un himno a la amistad y el digestivo ideal para una noche con amigos. 

You have successfully subscribed!
ES
ES